Pages Navigation Menu

[Nueva Musica] Maroon 5 – Red Pill Blues

Este mes ha salido al público el sexto álbum de la banda estadounidense “Maroon 5” llamado “Red pill blues”, un probable juego de palabras relacionado a las pastillas de la película de fines de los 90 “The Matrix” de las hermanas Wachowski. Diez tracks en poco más de media hora (y hasta cinco tracks adicionales en la versión deluxe).

Siempre, para las masas, “Maroon 5” se vendió como pop-rock, pero en este disco definitivamente lo dejaron de lado al cien por ciento. Acá la base de guitarra, bajo y batería es casi inexistente. Aunque a quienes siguen a los californianos saben que han ido mutando, como muchas bandas con trayectoria, hacia los sintetizadores por sobre las cuerdas.

Ahora, esto no es malo si se sabe progresar, o al menos seguir con la calidad. Pero, aunque consideremos solo su antecesor “V” del año 2014, encontramos ya en “Red pill blues” falencias grotescas.

Primero, las letras no dicen mucho, salvo un par de canciones como “Best 4 U” que abre el disco. Luego las colaboraciones ni siquiera adornan. Y esto porque el gran “pero” de este sexto lanzamiento de estudio de “Maroon 5” es su música, entregado completamente a la moda actual de sonidos desechables.

Aquí no hay un trabajo concienzudo, y solo se busca agradar a las nuevas masas, con escaso contenido y melodías –donde las hay –que solo sirven para ambientar un centro comercial más que para disfrutar, sin siquiera pensar en los shows en vivo.

“Red pill blues” se convierte en lo peor de Levine y compañía y, siguiendo su juego de palabras, en este caso, prefiero tomar la pastillita azul (¿la que empieza con V…?) y olvidar pronto este lanzamiento, aunque sé que no costará mucho.

Tracklist

01 Best 4 You 06 Help Me Out
02 What Lovers Do 07 Who I Am
03 Wait 08 Whiskey
04 Lips on You 09 Girls Like You
05 Bet My Heart 10 Closure

 

Sobre Abelka


Twitter: @AbelCain11
Correo: abelka@galadnor.cl
Autodidacta casi siempre. Co-administrador. Amante del cine, de los libros y de la música. Y aunque casi siempre reclama y anda con la weá, apoya el carpe diem.