Pages Navigation Menu

Mr. Robot

Nada es lo que parece

“Lo que estoy a punto de decir es alto secreto. Hay un grupo poderoso de personas ahí fuera que secretamente dominan el mundo. Hablo de tipos de los que nadie sabe nada. Tipos que son invisibles. El top 1% del top 1%. Tipos que juegan a ser Dios sin permiso. Y ahora, creo que me están siguiendo”.

Desde sus inicios, el cine ha nutrido sus historias de psicopatologías y trastornos mentales. Los cineastas y escritores han intentado retratar la fascinación que provoca entender la mente humana y sus trastornos. Y, en los tiempos actuales de streaming y televisión por cable, las series, han funcionado como un reflejo de lo que se proyecta en la salas de cine, profundizando y aprovechando más el formato de entrega en capítulos para extender y profundizar historias intrigantes que abordan aspectos psicopatológicos de los seres humanos.

Mr. Robot es un thriller psicológico producido por Universal y transmitido en Estados Unidos por USA Network. Fue creada por Sam Esmail y está protagonizada por Rami Malek (Elliot) y Christian Slater (ustedes mismo descubran qué personaje interpreta). A la fecha posee dos temporadas y está pronto a estrenar su tercera temporada a través del canal de cable Space el 13 de octubre.

La serie narra la historia de Elliot (Sam Esmail) un experto en informática que, tal cual héroe de cómic, posee una doble vida que va de ser un administrador de sistemas de seguridad por el día y hacker justiciero por las noches. Elliot es un personaje atormentado por su pasado, con ciertos rasgos de esquizofrenia y síndrome de asperger. A través de sus extensos y profundos monólogos, iremos conociendo más acerca de su inquietante y oscura psique.

Junto a los problemas psicológicos de su protagonista, la historia irá desencadenando hechos que involucran a Elliot en conspiraciones secretas de orden mundial y organizaciones rebeldes-anárquicas que buscan derrocar el sistema capitalista (el parecido con Anonymus es evidente).

Mr. Robot es difícil de digerir, con planos secuencia en primera persona que nos ponen en la visión del protagonista y con giros argumentales inesperados que nos llevan a pensar que nada es lo que parece, y que por algunos momentos –al igual que su protagonista- nos sumerjamos en la locura y la depresión. El soundtrack merece mención aparte, pues encantará a cualquier melómano (desde Mozart a The Cure, pasando por Sonic Youth y Depeche Mode).

A la fecha posee dos temporadas de 10 y 12 episodios respectivamente con una duración aproximada de 60 minutos cada una. Cantidad que resulta accesible para quienes quieran ponerse al día antes del estreno de la tercera temporada.

Ficha en IMDb

Sobre Versonauta


Profesor tecnológico e investigador novato. Siento un amor inconmensurable por las historias... las buenas historias, vengan en formato cine, series, libros, canciones, cómics o videojuegos.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *