18966993.jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx

La estrella de las películas de acción Jason Statham ha estado a un paso de morir. De hecho, de no ser por la rápida intervención del equipo de emergencias, probablemente lo hubiera hecho. El accidente ha tenido lugar mientras el actor realizaba una escena en el rodaje de The Expendables 3, en la cual el actor se negó rotundamente a que un doble profesional hiciese sus escenas más arriesgadas.

Este escandaloso incidente ocurrió el sábado pasado en un estanque. El doble estaba preparado, pero Statham aseguró que la escena no era tan dura y decidió hacerlo todo él mismo. El problema vino cuando cayó al agua, pero no salía. Fue cuando, entre el horror del set, algunos valientes se lanzaron sin pensárselo dos veces a salvar al patea-traseros contemporáneo. Y al sacarlo del agua, no daba signos de vida. Por ello lo llevaron al hospital y, afortunadamente, los médicos consiguieron reanimarlo tras varias horas. En cualquier caso, Statham, haciendo valer su fama de machote, ha vuelto sin quejarse al rodaje de la que parece que será un éxito en taquilla.

Todo un gran susto, nada más, por suerte.

1 comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Masticore

Instagram

Invalid username or token.

Facebook

COLABORADORES