Pages Navigation Menu

EN CINES: Las Crónicas de Narnia 3: La travesía del viajero del alba

SINOPSIS: Lucy y Edmund Pevensie vuelven a Narnia con su primo Eustace donde se reencontrarán con el antiguo príncipe que ahora es el Rey Caspian. Juntos embarcarán en la búsqueda de los 7 desaparecidos señores de Narnia tal y como le prometieron a Aslan. Este será un viaje que les llevará a cruzar los mares a bordo de la embarcación El Viajero Del Alba.

TÍTULO ORIGINAL: The Chronicles of Narnia:
The Voyage of the Dawn Treader
AÑO: 2010
DURACIÓN: 115 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Michael Apted
GUIÓN: Richard LaGravenese, Christopher Markus,
Stephen McFeely, Michael Petroni (Novela: C.S. Lewis)
MÚSICA: David Arnold
REPARTO: Ben Barnes, Skandar Keynes, Georgie Henley,
William Moseley, Anna Popplewell, Eddie Izzard, Tilda Swinton

Acabo de ver la tercera película de la ya saga de “Las cónicas de Narnia”. Esta vez viajamos a los cuasi-confines de la tierra de Narnia para nuevas aventuras, nuevos personajes y la misma historia.

“La travesía del viajero del alba” mantiene muchos parámetros de sus anteriores dos películas, y si bien cayó en calidad en su entrega anterior, supo aprovechar los puntos positivos de ésta, aunque veamos si le alcanza para superarse.

En esta ocasión viajamos por los mares de Narnia en busca de las siete espadas y bueno, los que conocen los guiones de fantasía ya saben a lo que van. No hay nada nuevo en la historia.

Las actuaciones esta vez son, al igual que en las dos anteriores, nada especial. Si bien Barnes en el papel de Caspian mejora, no es suficiente, salvo para las chicas que suspiran por él nada más verlo.

Con un mecanismo narrativo que en ningún momento aclara ser complejo, culminante o simplemente engorroso, podemos adivinar más fácilmente las intenciones religiosas del autor que los verdaderos objetivos de los jóvenes protagonistas en el mundo narniano.

La escenografía natural sigue deslumbrando, con la bella (y a estas alturas ya conocida) Nueva Zelanda de fondo que cautiva por sí sola. Los efectos especiales están perfectos, salvo la primera escena con el dragón que se ve más que trucho.

Lo que no logra la historia, aún siendo algo más llevadera que “El Príncipe Caspian”, es poseer un desarrollo lógico y serio. Hay mucho diálogo, pero casi nula explicación. Ya las apariciones de la Reina Blanca aburren por su carencia de importancia.

Y el drama sigue siendo vacío y lejano. Junto a los muchachos esta vez llega Eustace, un primo odioso cuyo aprendizaje del mundo mágico va a ser lo único parecido a una evolución dramática a lo largo del filme.

Galadriel Jr.

El argumento casi explícito del desenlace es todo un discurso con tintes religiosos, demasiado ambiguo, y de un tono adulto que no congenia con el resto de la historia; y si tal vez algunos niños no lo noten, los adultos se podrán dar cuenta para dónde va C.S. Lewis con “Las crónicas de Narnia”, una de sus obras literarias más ambiciosa.

“La travesía del viajero del alba” mejora, pero sólo un poco con respecto a su antecesora, y lejana aún de una primera película bella, entretenida e inteligente. Ojalá que para la próxima se haga un cambio a nivel técnico, al menos que se agregue a algún guionista que redireccione a buen puerto la saga y se haga una película que sorprenda.

Nota: 6/10.

Sobre Abelka


Twitter: @AbelCain11 Correo: abelka@galadnor.cl Autodidacta casi siempre. Co-administrador. Amante del cine, de los libros y de la música. Y aunque casi siempre reclama y anda con la weá, apoya el carpe diem.