Pages Navigation Menu

CRITICA DE CINE: El Vencedor

SINOPSIS: Micky Ward es un boxeador de 31 años y una carrera poco afortunada. Con la ayuda de su hermano Dicky, su entrenador, ex boxeador y adicto al crack, pretende ser campeón de los pesos ligeros. Mickey deberá decidir entre su familia y su carrera si quiere llegar a ser un vencedor. Basada en hechos reales.

TÍTULO ORIGINAL: The Fighter.
AÑO: 2010
DURACIÓN: 115 min.
PAÍS: Estados Unidos.
DIRECTOR: David O. Russell.
GUIÓN: Scott Silver.
REPARTO: Mark Wahlberg, Christian Bale, Amy Adams, Melissa Leo, Robert Wahlberg, Dendrie Taylor, Jack McGee.

Éste jueves 3 de febrero llega a nuestros cines una película colmada de nominaciones y premios en distintos certámenes cinematográficos, entre los que destacan 2 Gobos de Oro, uno a Mejor Actor de Reparto para Christian Bale (“El Maquinista”, “Batman, El Caballero de la Noche”) y otro a Mejor Actriz de Reparto para Melissa Leo (“Frozen River”, “21 Gramos”) y 7 nominaciones a los Oscars 2011. Con Mark Wahlberg (“Los Infiltrados”, “Max Payne”) y Amy Adams (“Encantada”, “Atrápame si puedes”). Dirigida por David O. Russell (“Tres Reyes”, “Extrañas Coincidencias”).

Dicen que el boxeo se puede comparar a la vida: Te llegan golpes, los esquivas, los devuelves, y al final o sales vencedor o sales vencido. Ésta película habla de eso; no solo dentro del cuadrilátero Micky tiene que dar y recibir golpes. Afuera la cosa es incluso peor. Debe vivir a la sombra de su hermano mayor Dicky, campeón en sus años mozos, por la cual es considerado ciudadano ilustre en su pueblo, pero cuya actual adicción al crack no hace más que causarle problemas a Micky. Como si eso fuera poco, en sus puños está el sostén económico de una familia de numerosos hermanos y una madre-manager que no escatima en entregar a su hijo a una lluvia de golpes por unos pocos miles de dólares. ¿Qué le queda a Mickey? ¿Qué lo puede salvar de seguir derecho por la senda del fracaso? La respuesta es el apoyo y el carácter de una mujer.

El guión matiza muy bien humor y drama, a la vez que plantea un conflicto serio y una reflexión de la vida, con sus altos y sus bajos, con sus victorias y sus derrotas, y de lo que tiene que pasar para que las personas despabilen y enmienden el rumbo.

Con un excelente montaje, “El Vencedor” nos muestra de manera a veces ficcionada y a veces documental la relación entre los hermanos Micky y Dicky (incluso en ocasiones hablándole a la cámara, cual entrevista se tratara) y el ambiente marginal en el cual se desenvuelven, lo que la hace una película realista y humana. Y para realzar éste apego a la realidad, las peleas de box están grabadas al auténtico “estilo HBO”, con los “CGs” (títulos bajo los personajes) y los cometarios de una típica pelea televisada, al igual que la textura de la imagen televisiva, distinta a la del resto de la cinematografía del film.

Un elenco de primer nivel, con interpretaciones creíbles, salvo quizás la de Mark Wahlberg, a quien no hay como hacerle mover un músculo facial que diferencie una emoción de otra, y que hace preguntarse por qué es el protagonista (bueno, privilegios debe otorgar ser el productor del film, ¿o no?). Mención aparte para Christian Bale, a quien ya hemos visto en otras películas no solo interpretar a sus personajes sino que, como en la presente, dejar de ser reconocible hasta físicamente: un cuerpo esquelético, los gestos, el acento al hablar, su edad aparente, se transforma en el verdadero Dicky Eklund (si esperan hasta los créditos del film me entenderán cabalmente).

“El Vencedor” es una película que pone en la balanza a la familia versus el propio desarrollo personal y profesional, pero a la vez intenta encontrar un punto de equilibrio entre ambos. Merecida nominación a Mejor Película en los Oscars 2011.

Sobre Elessar


Administrador de Galadnor.cl.