SINOPSIS: Jamie Randall es un visitador médico interesado en ganar dinero y acostarse con cuanta mujer se le atraviese por delante. En una consulta médica conoce a Maggie, una artista visual adicta al sexo y enferma inicial de párkinson. Ellos comienzan una relación que pronto hará que Jamie se cuestione cuál es su verdadero objetivo en la vida.

TÍTULO ORIGINAL: Love and Other Drugs
AÑO: 2010
DURACIÓN: 112 min.
PAÍS: Estados Unidos.
DIRECTOR: Edward Zwick
GUIÓN: Charles Randolph
REPARTO: Jake Gyllenhaal, Anne Hathaway, Gabriel Macht, Hank Azaria,
Judy Greer, Oliver Platt.

“De Amor y Otras Adicciones” es una comedia romántica, pero cada cierto tiempo se viste de drama. Dirigida por Edward Zwick (“El Último Samurai”, “Diamantes de Sangre”) y protagonizada por Jake Gyllenhaal (“Secreto en la Montaña”, “Donnie Darko”) y Anne Hathaway ( “Diarios de una Princesa”, “El Diablo se Viste de Prada”), comienza mostrándonos como Jamie, carismático, seductor, avanza imparable y frenético por el camino hacia el éxito en el mundo de las ventas farmacéuticas (seduciendo a las secretarias o consiguiéndole mujeres a los doctores a cambio de que éstos receten su producto, a ese nivel) y cuando ya estamos empapados de ese mundo, aparece Maggie a cambiar las reglas del juego. Inteligente, vivaz; es la chica que no cae en los juegos de seducción baratos y que no tiene tapujos en decir que solo quiere sexo y nada más.

Comienzan a tener encuentros sexuales casuales… seguido, muy seguido (las escenas de sexo a pesar de que son muchas en ningún momento se vuelven grotescas). Para Jamie está bien, pero en el caso de Maggie, ¿es sólo eso o lo hace como manera de ocultar un temor más profundo? Luego, con el tiempo, Jamie se da cuenta de que el sexo no alcanza, que el trabajo no lo es todo en la vida y que sus talentos se pueden usar para asuntos más trascendentes que sólo ganar dinero.

La película tiene puntos altos y bajos. El guión es desordenado, con historias secundarias irrelevantes y que no se resuelven (hay todo un cuento con el viagra que recién está entrando al mercado y Jamie se hace reconocido vendiéndolo, pero que nada aporta a la trama principal); a su favor están los diálogos, que son la base de la comedia en éste film, con chistes rápidos, acciones de comedia física y situaciones en momentos muy graciosas (cuidado si una chica te da una pastilla extraña antes de llevarte al dormitorio en una fiesta).

Por otro lado, los personajes están muy bien caracterizados por ambos actores, lo que les valió las nominaciones a los Globos de Oro (Mejor Actor y Mejor Actriz respectivamente). Un montaje ágil, con secuencias tipo video clip y una banda sonora pegajosa se alternan con los momentos de calma de ellos a solas, ya entrada la trama, lo que podría hacer parecer a veces estar viendo otra película (de allí lo dicho anteriormente que alterna comedia y drama, no se define en un solo género).

Pero la verdadera relevancia de ésta película está en que trata de explicarte en qué consiste realmente el amor. Si nunca has amado, ésta película te resultará chistosa por momentos, pero mamona y repetitiva en cuanto a la idea de que el amor viene de donde menos lo esperas y que puede cambiarte la vida. En cambio, si estás o estuviste enamorado, sabrás entender que hay quienes pueden hacer cualquier sacrificio con tal de velar por el bienestar de la persona amada y a la larga, el suyo propio. Recomendada para ir en pareja al cine.

8 comentarios

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES