Después de mucho tiempo de interesarme en la película, pero sin darme la oportunidad de hacerlo, vi “Juegos diabólicos” –o mundialmente conocida como “Poltergeist”. Está dirigida por Tobe Hooper (Masacre en Texas –las originales- 1 y 2); producida por Steven Spielberg –quien aportó también la idea original-, y protagonizada por Craig T. Nelson (“El abogado del Diablo” y la voz del Sr. Increíble en “Los increíbles”), JoBeth Williams (“Kramer vs Kramer”, “Entre mujeres”) y Heather O’Rourke (la niña que dice “Ya están aquíííí…”). Si bien los créditos de la dirección recaen en Hooper, fue Spielberg quien actuó de mandamás en casi toda la película, pero como al mismo tiempo estaba dirigiendo “E.T.”, tuvo que relegar el título al antes mencionado realizador.

Imagen enviada

Es justo antes de comenzar explicarles brevemente qué diantres es un “poltergeist”. Significa “espíritus que hace ruido” y se atribuye a un fenómeno parapsicológico con causas no científicas –espíritus, entidades, etc.- por las cuales se causan ruidos o movimientos de objetos. Spielberg tuvo la idea de realizar la película al ver un episodio de “La dimensión desconocida” llamado “La pequeña niña perdida”. Tuvo un gran presupuesto para la época y los efectos especiales son excelentes –pensando que tienen casi tres décadas de existencia-, logrando algunos deslumbrar por su calidad. La música –compuesta por Jerry Goldsmith (“La profecía”, “Gremlins” y “Viaje a las estrellas”, entre muchas otras- también es un punto positivo de “Poltergeist”, con una profundidad y sobriedad acorde a lo que muestra en la historia.

Imagen enviada

Los protagonistas son los integrantes de la familia Freeling. Steve (Nelson) y Diane (Williams) viven hace un tiempo con sus tres hijos en un barrio llamado Cuesta Verde. Al poco tiempo, comienzan a sucederles cosas extrañas. Los fenómenos comienzan con objetos que se mueven, pero van cada vez en aumento, hasta que la pequeña de la casa, Carol Anne (O’Rourke), desaparece en su propio cuarto. Así, la película mezcla de forma muy inteligente el drama de la familia que no puede recuperar a su hija, con el terror que supone el enfrentarse a esta “entidad” maligna que está presente dentro de la casa. Las actuaciones son un punto bajo. Los personajes, bien definidos, no logran transmitir credibilidad, con actos a veces mecánicos y otras con falta de expresión. Pero esto sólo opaca en menor grado la intensa historia que se cuenta, ya que su desarrollo es rápido, con muchos elementos fantásticos que si bien ahora pueden tacharse de absurdos, para el género son totalmente aceptables.

Imagen enviada

El trabajo de fotografía e iluminación es otro punto alto en la producción. Existe total visualización de lo que ocurre en planos cerrados o ambientados en el exterior de noche. Los diálogos no logran convencer por su falta de naturalidad en muchos momentos, pero la historia es lineal y fácil de seguir. Existen varios errores de continuidad durante la película, pero son apenas perceptibles y poco importantes para su desarrollo.

Como indicaba anteriormente, la película en sí no es terror absoluto, sino que está centrada en el drama de la familia y la imposibilidad de rescatar a un ser querido e indefenso. Y el drama está más presente que el terror mismo, el cual sólo está presente en determinadas escenas para decorar la historia y darle la espectacularidad que requiere.

Imagen enviada

“Poltergeist” no logra asustar como probablemente lo hizo en los años ochenta -fue tal su éxito que se realizaron dos secuelas, siendo la segunda parte una película “del montón” y la tercera simplemente olvidable-, pero sí es un buenísimo producto de drama/terror, con una interesante historia que se va aclarando a medida que avanza la película de manera muy inteligente, otorgándole una continuidad perfecta. Cabe destacar que hay una escena que está atrozmente editada pasada la primera media hora, la cual –basándonos en el guión original- fue cortada debido a problemas con una marca mencionada posterior a haber sido finalizada, por lo que no hubo tiempo de modificarla. También es importante “quedarse” –acostado como yo- hasta el final de los créditos, y luego les comento sobre eso para no irme de spoiler.

Por último, hay una “lúgubre” historia alrededor del reparto de la película, la que si les interesa también puedo comentar más abajo.

1 comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES