SINOPSIS: Peter Highman (Robert Downey Jr.), un hombre que está a punto de ser padre, tendrá que cruzar todo Estados Unidos para asistir al nacimiento de su primer hijo, pero también tendrá que soportar la compañía de un excéntrico compañero de viaje (Zach Galifianakis).

TÍTULO ORIGINAL: Due Date
AÑO: 2010
DURACIÓN: 100 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Todd Phillips
GUIÓN: Alan R. Cohen, Alan Freedland,
Todd Phillips, Adam Sztykiel
MÚSICA: Christophe Beck
FOTOGRAFÍA: Lawrence Sher
REPARTO: Robert Downey Jr., Zach Galifianakis,
Jamie Foxx, Michelle Monaghan, Juliette Lewis
GÉNERO: Comedia

Todd Phillips nos trae su nuevo largometraje luego de la arrolladora “¿Qué Pasó Ayer?”, cuya secuela ya está en trabajo. De esta película extrajo a uno de los protagonistas: el siempre extrañamente divertido Zach Galifianakis. El otro no es ni más ni menos que el hombre de hierro Robert Downey Jr.

“Todo un parto” es una película de compadres trabajada a partir de lo cómico que generan dos personajes muy opuestos, unidos por una sucesión de eventos desafortunados, con todos los cánones conocidos del humor absurdo hollywoodense.

El guión aborda temas como la paternidad y la amistad masculina al estilo conocido de las road-movies (luego de un incidente inicial en un aeropuerto ambos deben recorrer juntos en auto los más de tres mil kilómetros que separan la Costa Este de la Oeste) y, en ese trayecto entre Atlanta y Los Angeles (con más de un desvío y contratiempo), pasarán del odio inicial a una hilarante camaradería.

Podemos encontrar el mismo tipo de humor que en “¿Qué Pasó Ayer?”, pero con menos gags y ciertamente con menos humor, pues lo entretenido de la historia no son los gags, sino el cómo reacciona la pareja protagónica a las distintas situaciones reflejadas en la película.

Phillips es conocido por jugar con los límites de la comedia y ser políticamente incorrecto, lo que recae en reacciones del personaje de Downey Jr. más que de su contraparte. También cae en este tema el uso del humor sexual que raya en lo desagradable y muy poco cómico.

Aún así, “Todo un parto” logra entretenernos y se hace cortísima, gracias en gran medida a unas buenísimas actuaciones, aunque Galifianakis haga casi el mismo papel que en la cinta anteriormente citada. Jamie Foxx –el amigo –y Michelle Monaghan –la esposa embarazada –son importantes para que el guión se mantenga, pero aparecen como meros adornos en un par de escenas.

Si consideramos que su director sigue en la senda del humor absurdo, esta vez cae dos peldaños y el resultado de esta película no es tan bueno como “¿Qué pasó ayer?”, considerando que tienen muchos puntos en común. Así que a esperar la parte dos de aquella hilarante comedia. Por el momento, “Todo un parto” entretiene, pero no sorprende.

Y como dato freak, Downey Jr. y Monaghan ya habían trabajado juntos como pareja protagónica en la excelente comedia negra “Kiss Kiss Bang Bang”, la cual si me da el tiempo les comentaré más adelante.

9 comentarios

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES