SINÓPSIS: Mattie Ross llega al Fuerte Smith en busca del cobarde Tom Chaney, quien se dice mató a su padre por dos monedas de oro. Decidida a capturar a Chaney y a verlo morir en la horca, Mattie consigue la ayuda de Rooster Cogburn, un hombre que se rumora es el alguacil federal más despiadado del pueblo; pero a Chaney también ya lo persigue el parlanchín policía texano LaBoeuf, lo cual hace que los tres se enfrenten durante la persecución.

TÍTULO ORIGINAL: True Grit
AÑO: 2010
DURACIÓN: 110 min.
DIRECTOR: Ethan & Joel Cohen
GUIÓN: Ethan & Joel Cohen
MÚSICA: Carter Burwell
REPARTO: Jeff Bridges, Matt Damon, Josh Brolin, Hailee Steinfeld
GÉNERO: Acción

Los Malvados huyen cuando nadie los persigue

Proverbios 28:1

Desde muy chico he mantenido una relación de amor y odio con el género del western, ya que mi papá es un devoto fanático de este género, y me bombardeaba todas las semanas con películas de John Ford, Clint Eastwood o de John Wayne. Lo único que yo buscaba a esa edad, eran películas con balazos, patadas voladoras o de mundos fantásticos, no ver a tipos viejos en caballos, con ropas raídas, ambientadas en pueblos sin ley.

Pero con el pasar de los años, me di cuenta que gran parte de las joyitas del cine son en realidad, películas de vaqueros, desde La Pandilla Salvaje, pasando por El Bueno, El Malo y El Feo hasta Los Imperdonables. Por eso me atrevo a decir que Temple de Acero es fácilmente el mejor western de los últimos diez años.

Temple de Acero es la última película de los hermanos Cohen, la cual estuvo nominada a los premios Oscar en la pasada ceremonia. Basada en la novela de Charles Portis, esta ya había sido adaptada anteriormente el año 1969 por John Wayne. Ahora el manto cae sobre Jeff Bridges (El Gran Lebowsky, Tron Legacy) quien nos da una clase magistral de actuación, al interpretar al Marshall Rooster Cogburn, un viejo huraño, cascarrabias y con problemas de alcoholismo, quien debe atrapar a un fugitivo delincuente que asesinó al padre de la pequeña, pero con un inmenso carácter, Mattie Ross (Hailee Steinfeld).

El filme nos brinda personajes entrañables como el del Texas Ranger, personificado por Matt Damon (La Trilogía Bourne, Los Agentes Del Destino), la película también cuenta con el ya inconfundible sello de las películas de los Cohen, el humor negro. La banda sonora es notable, es ideal para escucharla acostado y olvidarse de todo.

Con diálogos chispeantes y notables actuaciones dan a esta película una nueva y distinta mirada a la figura de padre e hija, llegando a crear una conexión entre el espectador con el tozudo Cogburn. Si después de todo, detrás de la fachada de hombre duro y frío, se encuentra alguien tierno y cálido, como todo hombre o padre. Ojo con el papel de Mattie Ross, quien se roba absolutamente la película. Incluso dejando a veces en un segundo plano a Jeff Bridges, no por nada la señorita Steinfeld estuvo nominada a los Oscar.

Para mi viejo, que me enseño el valor del cine, a punta de venganzas, pandillas salvajes, persecuciones a caballo, etc. Y no me cabe la menor duda que es y será el mejor pistolero de todo el oeste.

 

5 comentarios

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

  • “Temple de Acero” nos ofrece un guión inteligente, claro y fácil de seguir, con un desarrollo si bien lineal, muy entretenido, con pocas sorpresas, pero sí que nos mantiene pendientes de su desenlace y que posee en todo su metraje una carga emocional también muy importante y muy bien representada, permitiéndoles a sus directores sacarse la etiqueta de cinismo y sátira por un momento y demostrarnos que aparte de las risas y el horror, también pueden mordernos el corazón con drama de calidad.

    Desde “3:10 a Yuma” –aquel brillante remake con Russell Crowe y Christian Bale a la cabeza –que no se veía un western con aptitudes óptimas. Y antes de aquél sólo con la “Unforgiven” de Clint Eastwood de ya hace bastantes años. Los hermanos Coen han revitalizado el género con una película que, sin agregarle elementos actuales –como han caído “Wild Wild West” o la reciente “Jonah Hex” (también interpretada por Brolin) –se convierte en un título más que recomendado.

  • Toda la razón 😉

    Aun asi es malisima 3:10 a Yuma, es mil veces mejor la original. El Asesinato de Jesse James tambien es buena, pero siento que le faltó la chispa del western. Entre la vida y la muerte tambien es buena, pero siento que la Renne Zelweger arruina todo xD

    Abrazos

    • Waajaja… sep, son del género, pero mucho “””western””” no tienen… No he visto la Yuma original, la buscaré

Instagram

Invalid OAuth access token.

Facebook

COLABORADORES