SINOPSIS: Después de haber sido condenado a siete años por tráfico de drogas, a Monty Brogan le quedan sólo 24 horas de libertad antes de ingresar en prisión. En estas últimas horas de libertad intenta recuperar la relación con su padre (Brian Cox), su novia Naturelle (Rosario Dawson) y con sus dos mejores amigos de juventud: Jacob (Philip Seymour Hoffman), un tímido profesor, y Slaughtery (Barry Pepper), un brillante broker de Wall Street.

TÍTULO ORIGINAL: 25th Hour
AÑO: 2002
DURACIÓN: 134 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Spike Lee
GUIÓN: David Benioff
MÚSICA: Terence Blanchard
FOTOGRAFÍA: Rodrigo Prieto
REPARTO: Edward Norton, Philip Seymour Hoffman, Barry Pepper,
Rosario Dawson, Anna Paquin, Brian Cox, Tony Siragusa
GÉNERO: Drama

Basada en el libro del mismo nombre escrito por David Benioff –quien también escribió el guión –llegó el 2002 esta película que se presenta como una suerte de crónica de una muerte anunciada, considerando la “muerte”, en esta ocasión, a la cárcel.

Monty (Norton) es el protagonista de “La Hora 25” en un mundo aún quebrado por el atentado del 11-S. En el corazón de Nueva York vemos sus últimas horas de libertad junto a sus más cercanos, amigos y enemigos, antes de encerrarse por varios años.

Su director, Spike Lee –“Malcom X” (1992), “El plan Perfecto” (2006) –nos muestra una historia sencilla, pero llena de viajes en el tiempo, con flashbacks, sueños, temores, promesas perdidas. Todo aquello representado por su protagonista.

Edward Norton –“America X” (1998), “El ilusionista” (2006) –representa el sentir adolorido de un ciudadano que ha hecho mal, que ha ido por el mal camino, quien por su codicia se encuentra ahora entre la espada y la pared.

Puede que “La Hora 25” sea la mejor película de Spike Lee, y es, a la vez, la que menos representa su estilo. Contenida en muchos momentos, pero a punto de estallar, con un diseño de personajes profundo y complejo debajo de su simple apariencia.

El reparto ofrece brillantes aportes como el de Barry Pepper – “Milagros inesperados” (1999), “Temple de acero” (2010) –y Philip Seymour Hoffman –“Truman Capote” (2005), “Antes que el diablo sepa que has muerto” (2007) –en los personajes de Frank y Jake, los amigos de infancia de Monty, creando un trío que representa al comportamiento humano en su totalidad, con más defectos que virtudes.

Existen escenas magníficas en “La Hora 25”, como la del “fuck you” frente al espejo, una brillante demostración de lo frágil, emotiva e impulsiva que puede ser cualquier persona; la escena en el departamento de Frank con la “zona cero” de fondo construyendo una secuencia que nos cuenta mucha más verdad de la que vemos a la rápida; o el mismo desenlace con la excelente música de Terence Blanchard.

El gran ganador es el excelente guión que posee una fuerza que lo hace desarrollarse con total facilidad a través de las escenas, y una intensidad que nos hace mantenernos atentos al avance de este vendedor de drogas, más allá de que nos sorprenda o no el final del viaje.

“La Hora 25” es una gran película que transcurre en un tan corto tiempo, centrada en los propios personajes, más allá de los hechos; la importancia de lo que sienten se transmite gracias a un muy buen trabajo de guión, dirección y actuación, permitiéndonos disfrutar de una historia honesta, simple y profunda a la ve, reflexiva y madura.

Y por último, agradezco que Tobey Maguire haya decidido interpretar al Hombre Araña en vez de protagonizar esta película, pues Norton se luce, una vez más, como pocos años antes en “América X” y “El club de la pelea”.

[youtube]4DwBAf3Og2s[/youtube]

 

4 comentarios

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES