SINÓPSIS: Para Nick, Kurt y Dale, lo único que haría a sus trabajos más tolerables sería acabar con sus intolerables jefes. Renunciar no es una opción, así que con unos tragos de más y el dudoso consejo de un ex convicto, los tres amigos conciben un intrincada y aparentemente infalible plan para deshacerse de sus respectivos empleadores… permanentemente. Sólo hay un problema: hasta los mejores planes son tan infalibles como las mentes que los crearon.

TITULO ORIGINAL: Horrible Bosses

AÑO: 2011

DURACIÓN: 98 min.

PAÍS: Estados Unidos

DIRECTOR: Seth Gordon

GUIÓN: Michael Markowitz, John Francis Daley & Jonathan M. Goldstein

MÚSICA: Christopher Lennertz

REPARTO: Jennifer Aniston, Jason Bateman, Jason Sudeikis, Charlie Day, Jamie Foxx, Kevin Spacey y Colin Farrell.

GÉNERO: Comedia

Quien en su vida no ha tenido o se le ha pasado por la cabeza la sana y gratificante idea de deshacerse de su jefe o algo parecido, desearle mal, o que simplemente lo cambien de puesto y no volver a toparse en la vida con ese detestable ser al que tenemos que rendirle cuentas y poner la carita llena de risa cada vez que los vemos.

Esta es la básica premisa de Quiero matar a mi jefe, la nueva película de Seth Gordon, quien ha dirigido un par de episodios para las series Community, The Office entre otras y la comedia Navidad sin los Suegros. La película nos trae un elenco de primer nivel junto Jason Bateman (Papá por Accidente), Jason Sudekis (Pase Libre, Saturday Night Live) y Charlie Day (de la serie It’s Always Sunny in Philadelphia) quienes son los tres amigos que desean acabar con sus detestables jefes, personificados por Kevin Spacey (Los Sospechosos de Siempre), Colin Farrell (Miami Vice) y la cada vez más exquisita Jennifer Aniston (Friends).

El filme tiene un guión bastante correcto, que fluctúa bien en la comedia negra y la moraleja. El guion corre por parte de John Francis Daley, el joven protagonista de la serie de culto de Judd Apatow, Freaks and Geeks. La película también se mantiene gracias a las actuaciones secundarias, como el “Hombre de Negro” (Ioan Gruffudd) y el genial papel de Jamie Foxx (Ray) como el consejero delictual “Motherfucker” Jones. Tiene situaciones bastante hilarantes, llevando la batuta Jason Sudekis y dejando bastante que desear Charlie Day. Aunque como a la mitad de la trama se desinfla un poco, logra mantener la atención. A modo personal quien se roba la película es lejos Kevin Spacey junto a Jamie Foxx. Mención honrosa también para Jennifer Aniston, si bien a su papel no le dan mayor relevancia en la película, la Aniston se manda una performance de aquellas, digna de cualquier sketch de Paty Cofré o de Daniel Vilches.

Quiero matar a mi jefe nos da una visión de lo que podría llegar a ocurrir, de manera extrema eso sí, si alguien común y corriente se decidiera matar a su jefe, valga la redundancia, ya que a pesar de todo, la filme juega al final con la moraleja y la bondad de sus protagonistas. Una buena comedia para estos días, sobre todo para desahogarse y liberar tensiones del jefe que no te dio un par de días libres en estas vacaciones de invierno.

 

Pd: Para concursar por entradas para esta película, pinche acá.

9 comentarios

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Instagram

Invalid OAuth access token.

Facebook

COLABORADORES