Hay cosas que jamás entenderé en las películas de suspenso, las situaciones siempre se ven tan fáciles de resolver, pero los protagonistas nunca ven las soluciones, por ejemplo, si la casa está poseída ¿Por qué no se cambian? O, si un asesino está merodeando cerca del protagonista ¿Por qué no se va muy lejos?

Estas son las típicas preguntas que se harán al ver “Detrás de las paredes” (“Dream House”) la nueva producción de Jim Sheridan, la cual trata de una familia feliz – Daniel Craig (ex James Bond) y Rachel Weisz – que se cambió a una casa con apariencia de ensueños, pero que en este caso los engañó, debido a que la bella casa escondía algo, pues estaba “encantada” debido al asesinato de la familia que antes vivía ahí.

Esta película más que un thriller de los que no te dejan dormir o que te hacen saltar un metro de tu asiento cuando estás en el cine, es -en cuanto a su dosis de suspenso- una película “suave”. Lo realmente interesante en esta película es el desarrollo de la trama, y como ésta va cambiando a medida que avanza la película, en la que pasas de creer saberlo todo a no entender nada. Así que no vayan con la idea de asustarse hasta taparse los ojos, porque quizás se decepcionen.

Por otro lado, la música siempre ha sido un aspecto importante en una película, más aún si esta es de suspenso o misterio. En este sentido el rodaje de “Detrás de las paredes” se gana un gran punto a favor, ya que la música acompaña totalmente los momentos de tensión –esos en los que uno quiere gritarle al protagonista “¡corre corre!”-

En cuanto a los personajes, la verdad es que para tener tan buen elenco esperaba mucho más de ellos, creo que las fallas de la película podrían haber pasado aún más desapercibidas al contar con más dialogo y menos llanto (ni que fuera un drama).

Aunque la verdad es que en “Detrás de las paredes” fueron las mujeres las que quedaron más en deuda con su desempeño, ya que tanto Libby Attenton (Rachel Weizs)  como Ann Patterson (Naomi Watts) se pasaron toda la película llorando o estorbando en los momentos de tensión –un clásico de estupidez femenina en los thriller- y luego llegaba el súper macho salvador Will Atenton (Daniel Craig) con sus hermosos ojos azules a intentar salvar la situación.

En resumidas cuentas “Detrás de las paredes” es un plato ligero, pero es perfecto para ir al cine y darle un buen inicio a este Octubre del terror.

Director: Jim Sheridan
Protagonistas: Daniel Craig, Rachel Weisz, Naomi Watts
País: USA
Año: 2011
Duración: 1h 32m.

 

 

9 comentarios

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Instagram

Invalid username or token.

Facebook

COLABORADORES