SINOPSIS: Film que comprende varias historias que tienen lugar en la víspera del Año Nuevo 2011: la de un hombre hospitalizado (De Niro) que vive sus últimos días, la de un hombre que odia las fiestas navideñas (Kutcher), la de una mujer de negocios (Pfeiffer) que trata de alcanzar sus propósitos antes de que acabe el año, y la de una mujer (Swank) que produce un espectáculo en el Time Square de Manhattan.

“Año Nuevo” es la nueva apuesta de los mismos despiadados seres humanos –dirección y guión –detrás de “Día de San Valentín” que vio la luz en febrero –obviamente –del 2010. Y en esta nueva oportunidad no hay nada novedoso. La misma fórmula, pero ¿tendrá el mismo resultado?

La verdad es que encuentro que la recién mencionada cinta es una de las más innecesarias en la historia del cine. O al menos necesaria para demostrar lo que puede llegar a significar el término “industria” o “negocio” del cine en la actualidad. Y en “Año Nuevo” sin duda que también hay harto de aquello.

Hilary Swank

Un reparto a pasos de crear un cielo nuevo de estrellas, con actorazos como Robert De Niro o Hilary Swank, otros no tanto pero igual –o más –conocidos como Jessica Biel o Ashton Kutcher, y esto sumado a los números musicales aportados por Jon Bon Jovi y Lea Michele (Glee). Y esa es menos de la mitad de estrellas. Figúrense.

¿El guión? Una amalgama de historias cruzadas y no, que mezclan comedia y drama, ambos melosos y hediondos en convencionalismos refritos, pero que funcionan gracias a los actores que cumplen en su mayoría, y a la fluidez del relato que posee bases suficientes para mantenernos pendientes, e inclusive expectantes en una de las historias, hasta la caída de los créditos.

Sarah Jessica Parker... ¿hasta cuándo?

Porque en “Año Nuevo” sus creadores supieron compenetrar los géneros mencionados y lograr un producto acorde a lo que se ofrecía, superando a su antecesora película citada al comienzo de esta crítica.

La música, correcta, con composiciones originales de John Debney –a quien conocí con grata sorpresa en el score de Sin City (2005) –y el uso de Bon Jovi y Michele obviamente en lo que mejor saben hacer –espero no tener que aclarar eso –.

Bon Jovi haciéndole los puntos a Ligeramente Embarazada

Nota aparte merece la publicidad. Abundante hasta el tedio. A ver si después de verla reclaman que las películas chilenas usan mucho advertising.

Probablemente más de algún hombre odiará a “Año Nuevo” y claro, sigue en la línea predefinida de clichés de la comedia romántica, pero, déjenme repetirlo, el agregado de drama ofrece una nueva perspectiva y le da una profundidad que, al menos yo, no esperaba encontrar.

Grande Til Schweiger

Con todo esto, y habiendo dejado claro que no es una película para todos los gustos y que tampoco está ni cerca de ser una recomendada a ojos cerrados, debo informarles que es un buen panorama para ir en pareja al cine. Y quédense en los créditos, porque le lleva una mini escena y bloopers de regalo.

Director:  Garry Marshall
Protagonistas: Muchos xD
País: USA
Año: 2011
Duración: 1h 57m.

 

5 comentarios

Responder a Alexis Constantini Gonzalez Cancelar respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

  • Bueno, la fui a ver el día de ayer en la tarde, porque a mi acompañante le encanta Bon Jovi.
    Tiene mas figuras que album de Panini, eso la hace atractiva, la historia, o las historias en realidad, simplistas, pero como se supone.. con muchos mensajes, que para que andamos con cosas, a mas de alguno le ha pasado o le pasará.
    Viene el recuento del año que se va, lo bueno, lo malo, los que no estan, si estamos mejor, peor. Varios momentos emotivos.
    Entretenida, emotiva a ratos como dije.
    Para el que ve haarto cine, se le va un poco la onda al ver tanto actor nombrado o de renombre, y empieza a recordar las peliculas que ha visto (buenas) de ese actor.
    Eso…

    Saludos Galadnorianos.

Facebook

COLABORADORES