Imagen enviada

SINOPSIS: En un circo lleno de seres deformes, tullidos y personas con diversas amputaciones, Hans, uno de los enanos, hereda una fortuna. A partir de ese momento, Cleopatra, una bella contorsionista, intentará seducirlo para hacerse con su dinero. Para lograr su objetivo, traza un plan contando con la complicidad de Hércules, el forzudo del circo…

TÍTULO ORIGINAL: Freaks
AÑO: 1932
DURACIÓN: 64 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Tod Browning
GUIÓN: Willis Goldbeck, Leon Gordon, Al Boasberg
MÚSICA: Richard Wagner
FOTOGRAFÍA: Merrit B. Gerstad (B&W)
REPARTO: Wallace Ford, Leila Hyams, Olga Baclanova,
Roscoe Ates, Henry Victor, Harry Earles, Daisy Earles
GÉNERO: Drama | Terror

La siguiente película a comentar es “Fenómenos” (“Freaks”) del director Tod Browning (“Iron Man”, “Dracula”, ambas de 1931). Como puede ver, me fui al porcino con la época, pues esta cinta data de 1932. Obviamente es un filme en blanco y negro, de corta duración para la actualidad (65 minutos en total), pero muy interesante.

“Fenómenos” tuvo muchos problemas para ser exhibida, y el porqué es sencillamente lo que muestran sus escenas: en un circo lleno de tullidos, personas con múltiples amputaciones y otros seres deformes, Hans, uno de los enanos, hereda una fortuna. A partir de ese momento Cleopatra, una bella contorsionista, intentará seducirle por todos los medios con tal de hacerse con su dinero, para lo cual traza un plan junto al forzudo del circo, Hércules.

Imagen enviada

Los problemas que les comentaba radicaron en que Browning mostraba la vida común y corriente de todos los fenómenos de circo. Lo que ya de por sí era una idea –a lo menos –poco aplaudida por el público. Además, para los papeles de personas con deformidades, utilizó a gente que realmente era deforme, lo que acrecentó el rechazo del público en sus funciones de prueba. Esto llevó a ser una película censurada –así como lo leen –en varios países –incluyendo Inglaterra y algunas partes de los mismos EE.UU. –y por mucho tiempo. Les explico esto antes para que nos adecuemos a la cultura de la época en la que fue exhibida.

La historia es primordialmente un drama, y de hecho casi no le hago crítica por el mismo motivo, pero creo prudente publicar mi apreciación, considerando que para su época, “Fenómenos” fue uno de los filmes más horrorosos para la audiencia. Un drama de un amor ciego y obstinado de un enano con la trapecista del circo en el que ambos trabajan.

Imagen enviada

Durante casi toda la historia se destaca la figura de grupo que intenta reflejar el director en las relaciones internas de los “fenómenos de circo”, lo que es el real trasfondo crítico-social de la película. De hecho en un comienzo se explica que ellos tienen un “código” y que bajo este código se rigen. Dicho código consiste en que si se daña a uno de ellos se dañará a todos, y que la alegría de uno es la de todos también.

El clímax de la obra llega ya bien adelantada la historia y crea un giro esperable pero necesario para obtener un desenlace que sí puede ser catalogado aún en la actualidad como suspenso con impulsos dignos de una cinta de terror. Las actuaciones son aceptables, tomando en cuenta que la mayoría no son actores. Aún así se logra crear una atmósfera bastante creíble de vida circense, y en esto ayuda que varios de los “fenómenos” fueron utilizados para fines idénticos en la vida real.

Imagen enviada

“Fenómenos” ofrece una mirada simple, pero crítica, con un claro mensaje y un panorama desconocido para el público, y por lo mismo más aterrador. Y su director dejó más que claro su punto de vista basándonos sólo en la respuesta inmediata que tuvo de sus espectadores hace casi 80 años. Y más loable aún si pensamos que aún en la actualidad a mucha gente le causaría repulsión.

Con todo esto, “Fenómenos” es muy recomendable, para los que desean apreciar una apuesta que en la actualidad se ve tan normal y realizable, pero que en su tiempo era casi crucificarse como director. Además su corta duración es perfecta para lo que nos cuenta: una historia de desamor, venganza y búsqueda de la difícil felicidad, en un mundo donde se es “diferente”.

 

1 comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES